lunes, 8 de noviembre de 2021

HISTORIA DE UN ARTISTA (Cuento)

 Cuenta la luna

El artista había soñado tantas veces con exponer su obra en esa galería de arte que cuando se le presentó la oportunidad se sintió muy feliz.

Estuvo todo el día emocionado hasta que llegó la hora de abrir las puertas. La sala estaba medio en penumbra, pero con unas lucecitas encima de cada cuadro para realzar mejor los trazos y los colores. Los asistentes se movían de un lado a otro, mirando y remirando las pinturas, intentando comprender lo que el artista quería transmitir.  

Por su parte el artista permanecía quieto y en silencio observando las caras de los mirones y examinando sus gestos para adivinar si les gustaba, o no, aquel universo colorido que había creado  sobre los lienzos blancos, durante días y noches, quedándose a veces sin comer, tan concentrado como estaba en la creación de su obra.

Cuando todo acabó y se cerró la sala, aunque había recibido parabienes, al artista le quedó la duda de si aquellos cuadros, tan abstractos e importantes para él se habían entendido.

Por eso, cuando ya se marchaba a su casa, un gato gris se le cruzó en su camino. Ambos se detuvieron y se miraron fijamente:

- ¿Qué? - preguntó el artista al gato.

Este maulló mientras salía corriendo y arrancaba una sonrisa al pintor: ¡La próxima vez pintaré gatos!

Al final el artista quedó contento, pues lo importante no es el juicio de los demás sino como cada uno se sienta, y ese día se sintió tan feliz que dio un largo paseo mientras la luna le iluminaba.



Por favor, si quieres hacer uso de este cuento, cita a la autora:  © Pilar del Campo Puerta. Gracias.

NOTA:
Recuerda que siempre hay que citar la fuente de información. Para citar este post, puedes hacerlo de la siguiente manera, por el método Harvard:

Apellido, Inicial del nombre (Año de publicación): "Título de la entrada del post del blog". Título del blog en cursiva, día y mes del post. Disponible en: URL del recurso [Consulta: día-mes-año].


sábado, 23 de octubre de 2021

LOS COLORES DEL MUNDO (Cuento)

 Cuenta la luna

Después de estar toda la noche vigilado el cielo y la tierra, entre nubes que van a vienen, cuando la luna ya se iba a descansar escuchó una conversación muy curiosa que la hizo permanecer unos minutos más en en firmamento, pero algo  escondida para que nadie supiera que además de brillar era bastante curiosa.

La conversación fue a siguiente:

- Ven a peinarte Nina -dicen a la niña.

- No quiero  porque el peine es un dragón fantásticamente malvado que con sus dientes quiere comerse mi pelo y mi cabeza -contesta ella.

-Tú sí que eres fantásticamente fantasiosa.

- Es guay ser fantasiosa porque así puedo pintar el mundo sin usar los colores que no me gustan.

- El mundo tiene  todos los colores.

- Lo sé, pero jamás debe usarse  el color “dotrides”.

- ¿Dotrides?

- Sí: dolor, tristeza y desengaño. Mejor pintar con “confeju”.

- ¿Confeju?

- Sí: confianza, felicidad y júbilo.

Desde la ventana se ve cómo Nina y quien la peina se ríen a carcajadas y la luna se torna menguante para mostrar también su sonrisa.



Por favor, si quieres hacer uso de este cuento, cita a la autora:  © Pilar del Campo Puerta (está en el Registro de la Propiedad Intelectual). Gracias.

NOTA:
Recuerda que siempre hay que citar la fuente de información. Para citar este post, puedes hacerlo de la siguiente manera, por el método Harvard:

Apellido, Inicial del nombre (Año de publicación): "Título de la entrada del post del blog". Título del blog en cursiva, día y mes del post. Disponible en: URL del recurso [Consulta: día-mes-año].